Se sienta junto a mí y me dice -Mira, huele mi mano.
Acerco mi nariz a su mano y le digo -No huele a nada.
Se ríe a carcajadas y dice -Fui a mear y no me lavé las manos.
Lo miro sin mostrar mi excitación y contesto -¿Me dejas oler otra vez?
Se puso serio, se levantó y se fue.

V.T.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.