No estoy contenta. Estoy furiosa con lo que hacen nuestros políticos con el país. Pero no es sólo lo que hacen sino como lo hacen.

Felipe Calderón dijo que sería el presidente del empleo y en lugar de eso fue el presidente más sangriento que ha tenido este país. Inició una guerra contra el narco y después de cientos de miles de muertos (civiles inocentes, policías, soldados y criminales) hoy México es el primer lugar en secuestros, la violencia continúa y la droga se consigue más fácilmente, de mejor calidad y más barata. Además, de empleo nada, más pobres, eso sí. Millones de nuevos pobres.

Enrique Peña Nieto dice que con la reforma energética, que entrega nuestras reservas petroleras a los extranjeros, bajarán los precios del gas, la gasolina y la electricidad, pero no dice cómo ni cuando. Estados Unidos tiene una política energética abierta y su gasolina es más cara que en México.

Más deuda aprobó el Congreso. Eso es lo que nos dejarán. Deuda, pero sin recursos para pagarla a este país se lo va a llevar la mierda. A ellos no. Ellos vivirán en el exilio con sus millones. Nosotros nos quedaremos aquí esperando que algo bueno pase.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .