Cuarto semestre de prepa. Mediodía. Me fugo del colegio con mi amiga. Vagamos un rato. Nos metemos al cine. En la sala hace mucho frío. Nos abrazamos. Comemos palomitas. Hasta aquí todo sin malicia. Se acaban las palomas y nos quedamos abrazadas. Nunca ha pasado algo entre nosotras. Ni por el pensamiento. Pero ahí estamos. Mi mano en sus piernas. Caricia inocente. No se mosquea. Caricia cachonda para ver si reacciona. No dice nada. Caricia más obvia. Se pone flojita. Los nervios a mil. Mano rumbo a la pepita. Abre las piernas. Me prendo. Caricias, caricias, caricias. Me voltea a ver. La beso. Me besa. Tengo obsesión con sus senos. Instintivamente quiero meter mano en su sostén. Me rechaza. Me indigno. Termina la peli. Chau. Cada quien a su casa. Nunca jamás se repitió, ni hablamos de lo que pasó ese día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.